componentes eléctricos

componentes eléctricos


Una electrónica fiable es fundamental en la cocina profesional de cualquier local de hostelería. Cocinas, hornos, lavavajillas y frigoríficos son los aparatos sobre los que recae, con diferencia, el mayor grado de exigencia. Un fallo por culpa de un componente eléctrico como un termostato, un calentador de paso, una bomba, un condensador o un compresor, puede acarrear efectos negativos que perjudican a todo el negocio. Precisamente en estas situaciones es cuando los profesionales de la gastronomía más agradecen poder disponer de un recambio rápidamente.

 

¿Qué son los componentes eléctricos?

Todas las cocinas, sean profesionales o no, cuentan con placas o fogones, un horno, un lavavajillas, un frigorífico y un congelador. Puesto que los aparatos eléctricos se emplean de manera habitual, es necesario realizar un buen mantenimiento. A menudo se producen fallos porque un componente instalado deja de cumplir con su función. Por ejemplo, fusibles fundidos, motorreductores defectuosos o placas electrónicas dañadas. Todos estos artículos son componentes eléctricos de los aparatos propios de una cocina.

Fabricante destacado de la categoría